LA EXPERIENCIA QUE NOS CONVIRTIÓ EN UNA FAMILIA GIOCOSA



Queremos compartir nuestro paso por esta maravillosa institución.

“Cuando algo es auténtico, nunca es invisible”.


Llegamos al colegio con un día de haber iniciado el ciclo escolar, angustiados y decepcionados de una escuela que ya no era para nuestra hija. Nos recomendaron el Giocosa con estas palabras: “Necesitan armar otra vez su ser, este colegio es experto en eso”. Y así comenzó todo. Nunca imaginamos lo que descubriríamos aquí.


Es muy difícil encontrar un colegio completo, y el Giocosa lo es; siempre enfocándose en el bienestar de los niños. El cambio en nuestra hija fue evidente en todos aspectos. Pero lo que nos sorprendió fue lo que había detrás de este cambio. Y la llegada de las clases

virtuales fue una oportunidad para conocer mejor el proyecto Giocosa, además de una grata sorpresa.


Ya en los meses anteriores a ello, podíamos notar cambios positivos en María José, desde el hecho de que salía sonriendo cuando la recogíamos y las actitudes de empatía y solidaridad que mostraba con sus amigos y compañeros. Era evidente que estaba ya en un ambiente sano por las mañanas, el cual construía día a día a una persona más completa.


¿Qué hacían? ¿Cómo lograron mantenerlo a distancia?


9 am en punto (nunca habíamos disfrutado la responsabilidad, puntualidad y motivación de nuestra hija como en este tiempo): lista para comenzar, trabajando y participando en clase, armando portafolios, realizando proyectos.


La organización fue increíble. En menos de una semana todo el equipo Giocosa (directivos, profesores, terapeutas y niños) estaban listos, como si esto de la educación a distancia lo hubieran hecho siempre.

El tener la oportunidad de presenciar esto, nos reveló la magia que producía los cambios

positivos.


En épocas de crisis se conocen a las personas y ahora a las instituciones, y es entonces

cuando descubrimos de qué están hechas. Pues bien, esto es para nosotros el Giocosa:

Un colegio basado en valores auténticos, sería imposible trasmitirlos si no se viven.

Un equipo de personas que aman su trabajo. Aquí sí es real que cada niño es único, en donde todos enfrentan los retos con una actitud de resiliencia, pero sobre todo de positivismo, obteniendo la mejor versión de cada uno.


Los profesores… son maravillosos. ¿Cómo los describiríamos? Un profesor del Giocosa ama su trabajo, pues de otra forma no podría dar esas clases. Además de tener conocimientos en su materia, son personas que aman enseñar y están preparados pedagógicamente. Y su esencia como personas trasmite lo trascendente, lo que construye, personas completas y preparadas para el futuro cambiante, personas que incluyen, ayudan, y quieren para sí mismos y para los demás una vida mejor.


Gracias porque llegamos aquí, por ser acogidos, porque fueron muy importantes en esta

época distinta, y porque como familia nos dieron un apuntalamiento en todos aspectos. Y ahora nos sentimos parte de este gran proyecto. SOMOS UNA FAMILIA GIOCOSA.


Claudia Jiménez y Noé García.

Papás de María José García, 3º de secundaria



156 vistas

DIRECCIÓN

Av. Paseo del Pedregal #907

Col. Jardines del Pedregal

Del. Álvaro Obregón

55 41 87 21 27

55 55 68 16 94

55 56 52 61 98

PLANTEL ÚNICO