¿Cómo saber qué escuela quiero para mis hijos?


Desde el momento en que somos papás queremos lo mejor para nuestros hijos en todos los aspectos: alimentación, salud, ambiente y educación, entre otras cosas, y hacemos lo posible para darles todo lo que requieran.

Pero en el momento que debemos elegir una escuela para ellos, surgen diversas inquietudes. A lo mejor en el siglo pasado había pocas alternativas para escoger modelos educativos, ya que el sistema escolar no ofrecía muchas opciones. A mediados del siglo XX ya se tenía una estructura escolar muy bien definida: disciplina férrea, gran cantidad de contenidos a memorizar, una autoridad inflexible, la obligación de escuchar y obedecer y la idea de que a mayor exigencia mayor calidad en los resultados, además de que lo más importante era presentar exámenes y sacar buenas calificaciones. El maestro era la máxima autoridad y no se cuestionaba ni su trabajo ni su metodología.

Muchas fuimos las generaciones que vivimos oprimidas por las exigencias escolares. Sin embargo, a finales del siglo XX ya se empieza a cuestionar la necesidad de hacer cambios en la pedagogía de la enseñanza en el salón de clases. Los egresados de las escuelas nos empezamos a cuestionar los resultados de esa estructura educativa dentro de las escuelas, pues al iniciar nuestra vida laboral, muchas cosas no aprendimos y muchas otras que aprendimos no nos son de gran utilidad.

Con el comienzo del siglo XXI es evidente en la vida de todos, que la tecnología avanza de manera vertiginosa y que los parámetros sociales, culturales y laborales también van cambiando. Por lo tanto, resulta indispensable redefinir las necesidades y metas educativas que deben llevar a nuestros hijos a ser personas funcionales y competentes con los requerimientos y estándares de este siglo.

¿Cuáles son las principales inquietudes de los papás jóvenes que buscan una escuela para sus hijos? Al respecto surgen importantes cuestionamientos:

¿Quiero una escuela como en la que yo estudié, (aunque no me gustó, pero es lo que conozco y finalmente me funcionó)?

¿Quiero una escuela que le dé a mi hijo un buen nivel académico, una escuela reconocida y de tradición?

¿Quiero algo completamente diferente, pues no quiero que mis hijos sufran como yo sufrí en la escuela?

Para responder a estas preguntas, primero hay que definir quién eres como persona, qué te exige tu entorno social y laboral y qué quieres para tu hijo en esta nueva época, no en la tuya. Pero también debes conocer cómo es tu hijo y cómo quieres educarlo.

Desde luego, pensando que si tu hijo nace en el siglo XXI, es lógico que no quieras darle una educación del siglo XX. Por eso debes buscar una escuela que haya dado el paso al nuevo siglo, con prácticas actuales, con aprendizajes interactivos, que desarrolle su creatividad, con la tecnología como herramienta de aprendizaje y solución de problemas reales, en donde el nivel académico ya no se entienda como en el siglo pasado, lleno de contenidos y con un sólo resultado: las calificaciones. Un espacio centrado en un nivel de funcionalidad y competencia que permita a los alumnos interactuar exitosamente en una sociedad y en un ambiente laboral globalizado y lleno de los retos tecnológicos que caracterizan a esta época. Una escuela que vea a tu hijo como persona y en donde su desarrollo socioemocional sea tan importante como su desarrollo académico.

El Colegio Giocosa crece y se redefine en el siglo XXI. En nuestro modelo educativo lo más importante es el alumno como persona, como individuo con características y necesidades propias, el cual forma parte de un mundo multicultural en el que interactúa y se forma enriqueciéndose de la diversidad para ser funcional y competente con los retos que hay que enfrentar en esta nueva era.


Mtra. Susana del Pino Flores

Directora del Colegio Giocosa

55 vistas

DIRECCIÓN

Av. Paseo del Pedregal #907

Col. Jardines del Pedregal

Del. Álvaro Obregón

55 41 87 21 27